sábado, 28 de noviembre de 2009

A modo de prólogo

El sueño de la razón produce monstruos. El sueño de la sinrazón, el sueño de Hyde, produce catastrofes e induce al error, al caos, al fin. El sueño de la razón. Goya lo vió, sufrió en su pellejo la lucidez en una tierra de sotanas e ignorante, y tituló así una de sus láminas de la serie Los Caprichos. Yo, aun compartiendo esa perspectiva, muestro la propia, la de la sinrazón, la de la inteligencia convirtiendose en la herramienta que destruye.

Tenemos para rato.


Dedicado a YoYeMac y rayjaen, res cogitans del GUM Jaén, por el necesario empujón.

2 comentarios:

  1. Felicidades por tu colosal entrada en la blogocosa, ya era hora ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Saludos Corso y enhorabuena por tu nuevo blog!. Me he enterado gracias a YoyeMac que te lo habías hecho.

    Deléitanos con todo lo que está en tu mente!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...