jueves, 21 de octubre de 2010

Y... sigo buscando. Juan Martínez Pozo. Sala Maestra.

Ayer por la tarde fuí a ver la exposición alojada estos días en la Sala Maestra. Si bien nunca he simpatizado en exceso con la pintura, hoy sé que, de no haber pasado por allí, lo hubiera sentido profundamente. No ya por la razonable calidad de la obra, entendiendo esta expresión en ningún caso como la crítica fundada expuesta por alguien con estudios en la materia, sino como la modesta opinión de que aquellos cuadros resultan agradables a la vista, aportando una paz y una calidez que habitualmente no encuentro en la pintura abstracta. De la misma forma destacan las acuarelas que, dispuestas en láminas sobre una mesa, muestran distintos paisajes a lo largo de las cuatro estaciones del año.

Pero lo mejor de la exposición, para mi gusto, quizá no sea la obra sino el autor, Juan Martínez, a quien tuve ocasión de conocer durante la visita. Hombre de palabra firme y mirada serena, pintor por vocación tardía, que en su juventud se decantó por los estudios de delineante en lugar de bellas artes, a pesar del deseo de su padre, quien desde pequeño trató de inculcarle la pasión por los pinceles.

Prejubilado hace algo más de un lustro, decidió cursar la carrera a la que antaño diera la espalda llendo y viniendo a diario a caballo entre Jaén y la universidad de Granada. Orgulloso nos habla de ello, del mérito que supone una carrera así a su edad, del sacrificio de la distancia, pero antepone sin dudarlo lo mucho aprendido tanto por la carrera como a través de la juventud que le rodeaba y las amistades allí consagradas antes que el título mismo, el cual por cierto aún no ha recogido siquiera. Durante unos minutos pude charlar con él y conocer algunos de sus puntos de vista sobre pintura, sobre autores, donde nos desveló su pasión por los maestros Goya y Velazquez entre otros y sobre literatura, donde destaca la prosa de Mario Vargas Llosa

No puedo dejar de recomendar a quien esté leyendo estas líneas que si le es posible pase por esta sala de exposiciones y admire la obra de Juan Antonio Martinez Pozo. Estará disponible hasta mañana por la tarde, en el número 8 de la calle Maestra, junto a la catedral.

Más información en la página del artista,

2 comentarios:

  1. Pues a 20 y 25 metros de mi bendito conservatorio hay un par de salas de exposiciones que a lo largo de todo el año (almenos durante los nueve meses del periodo lectivo de clases) presentan cuadros de diferentes autores. Es curioso pero en dos años y pico que llevo acudiendo por allí, aun no se me ha ocurrío entrar a ninguna de las dos. No se si mañana se me habrán pasao las ganas, pero de momento, este artículo tuyo me ha animao a dejarme caer por ahí.

    ResponderEliminar
  2. Aún sin saber qué puedes encontrar allí, te recomiendo que te pases por allí, que inviertas un cuarto de hora de tu vida del que seguro puedes prescindir. Nunca se sabe qué puede aparecer tras una escultura, una fotografía, un cuadro. Yo suelo pasarme siempre que puedo por la Sala Maestra, por la sala de exposiciones de Caja de Jaén, junto a la estación de Renfe, por la sala de exposiciones temporales del Museo, por la del edificio Zabaleta de la universidad... Solo puedo decirte para apoyar mi propuesta que nunca he sentido volverme con las manos vacías, siempre hay algo que hace que la visita valga la pena.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...