martes, 28 de junio de 2011

Janis y John, un salto a los setenta

Anoche pude disfrutar de una sesión de cine en televisión como solo es posible desde que en La 2 dejaron a un lado el absurdo modelo de financiación mediante bombardeo publicitario cada quince minutos. La película en cuestión fue Janis y John, la resurrección de dos mitos en circunstancias... curiosas.

Años setenta. El joven Leon está en el baño de una sala de conciertos cuando, en el estado de elevación propio de una buena dosis de LSD, ve entrar a Janis Joplin y John Lennon. Antes de salir se volverían hacia él para decirle algo que le marcaría para los restos, Will be back.

Aquello reconduce de por vida al joven Leon, que se dedicará por completo a Janis y a John, hasta el extremo de montar un negocio exclusivamente sobre discos y articulos relacionados con ellos.

Un buen día, años más tarde, su primo Pablo recurre a él con la intención de volver a verlo tras tantos años... porque se ha enterado de la herencia que acaba de llegarle por el fallecimiento de un familiar y necesita dinero para solucionar un pequeño problema que se ha buscado en el trabajo por valor de 500.000 Francos.

Cuando Pablo ve el estado de su primo y su obsesión por ambos personajes, se le ocurre que si fueran ellos quienes le pidiesen el dinero, no podría negarse. Así es como contrata a un actor de tercera para que haga el papel de John Lennon, y convence a su mujer, ama de casa de vida aburrida, para que sea Janis Joplin. Pero, ¿que pasaría si ambos interiorizaran sus respectivos personajes más de la cuenta, hasta el punto de creerse la misma reencarnación de los difuntos?.

Divertida, bien recreada, y, para quie para quienes nacimos años más tarde de que ambos fallecieran, una forma de ver en pie a dos mitos de la música, las drogas y los ambientes de rebeldía y libertad de las décadas de los sesenta y setenta.

Si tienes una mínima idea acerca de las biografías de Jonh y de Janis, no dejes de verla. Están asegurados el entretenimiento y la risa, así como un cierto contenido moral. Así, tenemos el ama de casa que se desemelena literalmente y cambia su vida de aburrimiento y lenta muerte interior por otra de locura, drogas y desenfreno -más vale poco y bueno-, o el dueño del coche que un día comprende que en el fondo, solo era un pedazo de hierro con ruedas.

Una de las mejores muestras de la desgarrada voz de Janis Joplin,

Y de Lennon, otra pincelada,

5 comentarios:

  1. Es una gran película. En las últimas semanas he tenido ocasión de ver tres o cuatro, en casa siempre, y esta fue quizás la que mejor rato me hizo pasar.

    También es cierto que la ví cuando más la necesitaba: estaba cansado tras un lunes caluroso y pesado, y esta película supuso una forma de reir y desconectar de todo durante hora y media.

    ResponderEliminar
  2. cada dia me sorpredes, a medida que voy leyendo lo que escribes me doy cuenta de la gran variedad de temas que tocas y a todos los enriqueces con tu particular modo de tratarlos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...