martes, 20 de septiembre de 2011

Semana Europea de la Movilidad 2011

Leo en un suplemento dominical acerca de la celebración por noveno año consecutivo y desde el 16 y hasta el 22 de este mes de la Semana Europea de la Movilidad. Bajo el lema Desplázate de forma eficiente, ¡mejora tu movilidad!, un año más se pretende concienciar a la ciudadanía de los distintos paises adscritos -al parecer hay unas seiscientas ciudades españolas apuntadas a este evento- de la necesidad de tomar conciencia de la problemática que constituye el automóvil en las ciudades, lo que en lugares como Madrid, Barcelona o Bilbao entre otras en el caso de España, sumado además a los efectos de la industria, convierte el ambiente en una amalgama irrespirable de residuos contaminantes.

De igual manera que ocurriera hace unos meses con La hora del planeta, alavo la inciativa en favor de los medios de transporte público y del desarrollo de vehiculos más eficientes o bien diseñados para funcionar sin generar emisiones contaminantes. Sin embargo, y aunque no comparto el punto de vista tan catastrófico recogido en alguna que otra página de opinión al respecto -mejor reservar esos puntos de vista para las catástrofes precisamente-, soy crítico en el aspecto inevitable de que no se mantenenga la costumbre de que una vez terminada la fiesta y apagadas las luces se de por terminada toda diversión, al igual que lo soy en el aspecto tan poco divulgativo que está teniendo este evento. Ni aquellos que dicen gobernarnos, ni los medios mediáticos que remueven las ideas e intereses de quienes les pagan, se han hecho apenas eco de un evento como este; no faltó nadie a la cita sin embargo hace unas semanas cuando el Papa, cuya labor me permito cuestionar, vino a dar una vuelta por estas tierras.


Señores, no se trata única y exclusivamente del hoy. Se trata del hoy, se trata de lo que arrastramos desde ese anteayer marcado por la primera revolución industrial, y se trata de ese mañana de una proximidad inconcreta que, si no afecta a los presentes, por ley natural será soportado por generaciones futuras.

Produce rabia pensar que la ambición desmesurada de un solo individuo puede llevarle a poseer mucho más que la suma de varios miles de individuos de su mismo entorno social, que puede derrochar y malbaratar en nombre de la comodidad, el progreso o el simple desvarío cuanto quiera a lo largo de sus, por dejar una cifra, ochenta años de vida aproximada, y tras esta dejar una desmesurable huella sobre el planeta que, por artes del destino, no volcará sus efectos sobre su progenitor.

Leía en otro artículo de ese mismo dominical, en un artículo firmado por Eduardo Punset, que las presentes generaciones tienen el dudoso privilegio de haber destrozado el planeta exponencialmente más que toda la civilización anterior unida, y al mismo tiempo tendría el de poder marcharse -al otro barrio, se entiende- antes de que los efectos de esos mismos desmanes pasen la correspondiente factura.

Podemos hacerlo. El día 22 de septiembre, celebración del Dia sin Coches, debería ser el día del aire limpio y las bicicletas por las calles, pero con la intención de prorrogar esta estancia lo máximo posible, y que todos los días del año que lo permitan y para todos aquellos que puedan permitírselo, sea una bicleta, un paseo o un transporte público el medio con el que desplazarse de un lado a otro.

Pongámonos en marcha, antes de que se nos haga tarde.

Más información en,

http://www.mobilityweek.eu/

5 comentarios:

  1. Yo estoy en que el coche hay que cogerlo lo necesario.

    Y no me refiero a ir a comprar tabaco o a ver a la churri, para mí no es necesario coger el coche para recorrer distancias que no superen los 4 kilómetros.

    Se puede ir perfectamente andando y encima es sano ¡¡

    Me apunto ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Podemos elegir entre comprenderlo y actuar desde ya y poco a poco, o bien aprenderlo de golpe y correr con todas las consecuencias. Me alegra ver que eres de los que cree en la primera opción.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Yo también me apunto a que mis desplazamientos sean más responsables!! Aunque mis posibilidades de desplazarme en bici son casi nulas (Madrid no es precisamente llano, las distancias son largas... y no estoy, lo que se dice, "en forma"). De todas formas, bien sabes que pienso que todos los esfuerzos son buenos.
    ¡Gracias por informarnos de este evento!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. No quiere decir esto que no esté de acuerdo con el contenido de esta entrada, pero no debemos ser extremistas. 4 km andando, el 15 de Agosto en Sevilla va a ir quien yo me se. O el 20 de Enero con agua y frío en cualquier ciudad del norte.

    ResponderEliminar
  5. Maestro, estoy de acuerdo contigo: no debemos ser extremistas, y como tal creo que no es necesario hacer esos cuatro kilómetros en pleno verano o bajo la lluvia o nieve; se trata de dejar a un lado el coche particular cuando sea posible, no en todos y cada uno de los casos posibles.

    Al menos, de momento...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...